investigación visual y educación artística

Observatori 2.0. L'Escola Projecta Patraix.

El Proyecto Observatori 2.0, L’escola projecta Patraix es la continuación de un proyecto de gran extensión y envergadura que se inició en el año 2012, con la realización de la primera parte del proyecto Observatori 1.0 L’escola mira a Patraix y que tiene una prolongación indefinida en el tiempo y es de periodicidad bienal.

El proyecto consiste en la elaboración de una serie de proyectos de renovación y intervención en el entorno urbano, a través del trabajo colaborativo de los propios alumnos, que plasmarán sus propias ideas en propuestas de reconstrucción originales. Todo el proceso del proyecto, parte de los propios alumnos, desde la elección del espacio concreto sobre el que trabajar y modificar, hasta las ideas y la forma de presentarlas, siempre bajo el asesoramiento del profesorado participante y del coordinador, y cinscunscribiendo la propuesta al barrio de Patraix y alrededores, basándonos en el concepto de entono, más que del de barrio, aunque el centro neurálgico sobre el que trabajar, es el propio barrio de Patraix.

La actual edición del proyecto, se centra en la propuesta y creación de proyectos de cambio y reconstrucción urbana y de usos sociales, del propio entorno del barrio de los alumnos. A través del análisis y estudio de su propio territorio, la observación genera un proceso de conocimiento y reflexión crítica en torno al espacio vital y existencial en el que los alumnos desarrollan su propia vida y se sienten partícipes en el propio desarrollo de esa vida, al tener la oportunidad de plantear sus propuestas y que su voz sea escuchada públicamente.

El proyecto marco, L’Observatori, es un proyecto educativo y pedagógico surgido a propuesta del Departamento de Arte, Humanidades y Ciencias Sociales del Colegio Hermes, cuyo principal objetivo es plantear una serie de actividades pedagógicas destinadas a todos los alumnos del centro, con la finalidad última de permitirles entrar en una relación de conocimiento y auto reflexión sobre su propio entorno cultural y vital más inmediato y cotidiano, y en el que han desarrollado hasta ahora la mayor parte de sus experiencias biográficas, que es el propio barrio de Patraix, en la ciudad de Valencia.

El proyecto, entra dentro de las nuevas investigaciones y metodologías que muchos estudiosos y educadores del ámbito de la educación artística y del mundo del arte en general, están proponiendo y llevando a cabo en los últimos años, generando nuevas corrientes de pensamiento en referencia a nuestra relación con el entorno y el arte, que lleva a un replanteamiento de los propios conceptos de patrimonio cultural e incluso del propio concepto de arte.

Como referente fundamental y directo en este sentido, nuestro proyecto ancla sus fundamentos teóricos y prácticos en las obras y los trabajos desarrollados por investigadores tan notables como el propio Jhon Dewey, uno de los filósofos pragmatistas más importantes del mundo, y verdadero padre del concepto de entender el arte dentro de una experiencia vital. Pero también, y como referentes más directos, recientes y con los que compartimos trabajo, conocimientos y vinculaciones personales la obra de autores y profesores universitarios como Imanol Agirre, Olaia Fontal, Ricard Huerta, y muchos otros.

A la hora de hablar de arte y cultura parece que a veces se olvidan algunas cuestiones que tienen una gran relación con la colectividad, y que son producto de una evolución progresiva y colectiva que de alguna manera acaba por definir y configurar, las relaciones vitales de las personas con los demás y con el poder.
Nos referimos a la construcción urbana, a la manera como se organiza y se definace la estructura dentro la cual desarrollan su vida los ciudadanos de cualquier ciudad o barrio, en nuestro caso el barrio de Patraix. Que el urbanismo se considere un arte, no es ninguna novedad, como demuestra su presencia como asignatura obligatoria a los planos de estudio de historia del arte, pero verlo desde la perspectiva de un arte popular, y como constructor del espacio visual y sobretodo condicionador vital de los ciudadanos, no es algo tan habitual.

El ciudadano interactúa cada día con sus calles, con sus construcciones arquitectónicas, fachadas, espacios, revueltas, mobiliario urbano, esculturas, monumentos, y cualquier otra clase de estructuras urbanas que configuren el espacio sobre el cual desarrolla la mayor parte de su vida, y esto condiciona muchos de los actos de esa vida, su forma de moverse, de comunicarse y relacionarse con los otros, los suyos y los considerados “diferentes” u “otros”, y con el poder establecido, etc.

Objetivos.
Entre los objetivos marcados y a conseguir por este proyecto de reflexión crítica de nuestro propio entorno urbano, se encuentran:
El desarrollo de una capacidad de observación y de mirada crítica en el ámbito de la estética de lo cotidiano.
Descubrir los mecanismos que conforman la cultura visual de nuestro entorno.
Desarrollar la capacidad de generar alternativas y propuestas de alteración real o imaginada del espacio urbano y social cotidiano.
Desarrollar una interacción entre escuela y sociedad y escuela y entorno.

Metodología.
La metodología de trabajo es eminentemente práctica, basada en el fomento de la creatividad y la interacción y el trabajo en equipo, a través del diálogo, la discusión y la toma de decisiones conjunta.
La mayor parte del trabajo, se desarrolla en la práctica de taller, a través de la creación y puesta en práctica de grupos de trabajo. La elaboración y discusión de ideas, espacios y ubicaciones, conceptos trabajados y detalles y presentación final del proyecto.

Todo ello basado en una metodología de trabajo activa y dinámica, donde el alumno y el trabajo y aprendizaje colaborativo y democrático resultan lo esencial desde el primer momento.
Esta metodología, que concluye con la exposición pública del trabajo, y por tanto su dignficación a través del proceso de musealización, genera unas expectativas muy superiores en los resultados, por parte de los alumnos, ya que su trabajo es percibido como algo importante por la comunidad, ajena al propio entorno escolar y no es percibida como un simple trabajo escolar, sino como una aportación significativa al desarrollo de su propio entorno. Sus ideas son escuchadas y tenidas en consideración seriamente, siendo puestas en valor a través del proceso expositivo externo.

http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-246.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-247.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-248.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-129.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-250.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-249.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-245.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-251.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-48.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-94.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-93.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-66.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-43.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-150.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-151.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-152.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-44.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-31.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-187.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-188.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-186.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-189.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-190.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-167.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-165.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-166.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-10.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-295.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-296.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-297.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-301.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-54.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-299.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-303.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-302.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-75.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-298.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-300.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-34.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-304.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-306.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-305.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-9.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_maqueta-1.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-307.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-308.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-310.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-39.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-311.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-309.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-42.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-40.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-32.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-38.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-73.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-57.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-138.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-14.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-15.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-208.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-206.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-207.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-209.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-210.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-211.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-212.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-55.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-56.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-91.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-77.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-235.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-236.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-234.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-86.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-64.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-170.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-168.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-169.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-62.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-95.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-85.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-96.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-97.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-5.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-1.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-177.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-18.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-176.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-179.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-178.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-82.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-119.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-161.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-159.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-160.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-158.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-162.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-163.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-84.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-164.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-154.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-155.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-153.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-83.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-20.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-172.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-23.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-24.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-171.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-173.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-175.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-174.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-80.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-3.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-19.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-273.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-271.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-279.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-277.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-6.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-275.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-274.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-281.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-49.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-50.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-30.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-221.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-223.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-51.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-224.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-222.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-220.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-214.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-101.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-215.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-216.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-213.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-217.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-218.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-219.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-226.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-227.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-228.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-225.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-105.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-230.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-229.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-231.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-232.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-45.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-200.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-199.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-201.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-204.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-205.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-202.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-203.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-103.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-241.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-242.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-243.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-244.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-157.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-2.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-156.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-21.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-81.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-193.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-192.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-191.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-184.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-183.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-87.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-185.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-195.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-108.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-197.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-198.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-196.jpg
http://culturavisual.cc/files/gimgs/th-214_observatori2_0-194.jpg